Saturday, March 20, 2010

Ayrton en nuestros corazones




Estaban todos en Bahrein (casi, ni Nelson Piquet -también ex-piloto de Lotus- ni Kimi Raikkonen habían venido), los ex-Campeones del Mundo de Fórmula 1 que todavía viven. Y mientras reconocíamos a Emerson Fittipaldi y Mario Andretti, ambos ganadores de un título con Lotus y echábamos de menos al inolvidable Jim Clark, Graham Hill (su hijo Damon estaba) y Jochen Rindt (los otros tres Campeones del Mundo con nuestro equipo), el autor de estas líneas echaba especialmente de menos a un piloto: Ayrton Senna. La pasión por el automovilismo es subjetiva por definición, puede parecer injusto echar de menos al fabuloso brasileño cuando este no ganó ninguno de sus campeonatos para Lotus, mientras las tres leyendas que he citado tampoco están en este mundo, sin embargo pienso que los fans de Lotus me entenderán. Fué el último piloto que hizo que el nombre de nuestro equipo brillara en Fórmula 1. Además de lo cual, Ayrton fué un genio, una personalidad compleja y un piloto con un talento extraordinario. Su rival Alain Prost (otro genio con una aproximación distinta a la competición automovilística), enemigo al principio y amigo en los últimos meses de vida de "Beco", estaría sin duda de acuerdo. Senna nos dió a los fans de Lotus seis extraordinarias victorias, incluyendo la primera y la última tras la muerte de Colin Chapman 

Así que te echamos de menos, Ayrton, tanto... Tu jóven y querido sobrino Bruno está en la parrilla, y aunque compita con un equipo rival, nunca será simplemente "otro piloto", para los fans de Lotus. Cuando le miras a los ojos con el casco puesto, sientes escalofríos, porque vemos tus ojos, "Magic", tus ojos que nos miran. Parece que esto ha impresionado mucho a Martin Brundle y puede ser parte de la explicación de la cálida acogida que ha recibido Bruno en el Paddock, nos trae tantos recuerdos tuyos... 

Video: Portugal 1985
 
En Portugal 1985, Ayrton Senna le dió al Lotus Renault 97T una victoria fantástica bajo un diluvio, en cabeza desde la pole hasta la bandera a cuadros, con la vuelta rápida de propina. Era su primer triunfo y una advertencia a todo el mundo de que el nuevo "amo" de la Fórmula 1 había llegado y de que no iba a hacer ninguna concesión. No sería tan fácil, naturalmente, Alain Prost estaba en la parrilla y el francés era un formidable competidor. Esto haría, como el padre de Ayrton ha subrayado tantas veces, que las dos estrellas sacaran lo mejor de si mismas, convirtiendo aquellos años en inolvidables... Se me permitirá traer un recuerdo personal, estuve en Silverstone en 1985 y oí como rugía la multitud cuando el brasileño (cuarto en la parrilla), se escapaba con la primera plaza antes de la primera curva, y oí como se extendía ese rugido por todo el circuito a medida que los espectadores descubrían que el increible chico de Sao Paulo había hecho otra de las suyas... Inolvidable. (Tuvo que abandonar). 

Dedicado a mi amigo Jet y a mis amigos del Foro de AyrtonSenna.es

Seguiremos informando.


21 de marzo: 50 años del nacimiento de Ayrton