Tuesday, January 6, 2015

¡Tú no, "Bébel"!


Mónaco 1972: Una prestación fabulosa

Merde!

Hace unas horas, tras volver de almorzar, abrí la web de la revista francesa Auto-Hebdo y me encontré que "Jean-Pierre Beltoise nos ha dejado. Ha fallecido con 77 años".

Merde! Merde! Merde! 

¡Tú no, "Bébel"! ¡Tú no!

Para los que atrapamos la pasión por el deporte del motor leyendo el periódico L'ÉQUIPE y numerosas revistas francesas, Jean-Pierre Beltoise no era un piloto, era un héroe. Y para mi generación, adolescentes en la segunda mitad de los setenta, un verdadero mito.

Nos ha dejado un gran, gran piloto. Para el que se creó la palabra versatil. Corrió en casi todo, desde motos hasta monoplazas, desde resistencia hasta turismos. Y tuvo éxito en todos ellos.

Además, estaba seriamente discapacitado en el uso de su brazo izquierdo, tras un espantoso accidente durante una carrera de resistencia en Reims en 1964. Su codo quedó bloqueado por la cirujía, y tuvo suerte, ya que se llegó a pensar en la amputación.

Nunca alegó estar limitado por ello. Se levantó y luchó. Duramente.

El Gran Premio de Mónaco de 1972 seria la carrera de su vida. Con una pista muy mojada, empezando desde el cuarto lugar de la parrilla, se puso en cabeza en Sainte Dévote y ya no le alcanzaría nadie. A pesar del spray, consiguió doblar hasta al tercero (Emerson Fittipaldi), al volante de un BRM que estaba lejos de ser el mejor monoplaza, (sería la última victoria del constructor británico), por delante del "rainmaster" Jacky Ickx en su Ferrari.

Imágenes de Monaco 1972: Un
héroe de verdad

Uno recuerda en seguida la primera victoria de Ayrton Senna en Portugal 1985. Sencillamente una descomunal exhibición de talento.

Contribuiría más tarde al triunfo de Matra en el World Sportscar Championship, (como se denominaba entonces a la resistencia), en 1973 y 1974. Ganando los 1000 Kms del Nürburgring  en 1974 junto a Jean Pierre Jarier, entre otras victorias. Le Mans no llegó a contar entre ellas.

Ya no hay pilotos como Jean-Pierre Beltoise, "Bébel", Pilotos que combaten sin quejarse. ¿Se lo imagina alguien protestando porque sus rivales sí podían utilizar plenamente el brazo izquierdo?

Yo tampoco.

Nos dejó unos cuantos libros, entre los cuales:

"Prohibido morir"

¿Por qué no siguió sus propios consejos?
Los verdaderos apasionados del deporte del motor lo echaremos muchísimo de menos.

Merci pour tout "Bébel"! Chapeau bas l'artiste!

Seguiremos informando.



No comments:

Post a Comment